0

El Marketing Digital y la publicidad en internet

En el siglo en el que nos encontramos, la publicidad y el marketing son algo necesario, sino imprescindible, para conseguir nuevos clientes e incluso para mantener los clientes de los que ya se dispone.

Qué es la publicidad

La publicidad es cualquier forma de comunicación de una persona física o jurídica en el ejercicio de su actividad comercial o mercantil que promueve directa o indirectamente la contratación de bienes o servicios, incluidos los inmuebles, derechos y obligaciones.

Dentro de este concepto, y aunque no inciten de manera directa a la venta, se incluye la divulgación informativa de documentación o de las características de productos o servicios con el fin de que se conozcan por los consumidores y usuarios y, por ello, reconozcan la necesidad de disponer de dicho producto, y en consecuencia se planteen adquirir la misma.

Regulación de la publicidad

La publicidad, aunque parezca algo sencillo o con elementos legales sin importancia, en realidad tiene detrás una gran base legal que protege, sustenta y regula todo lo que es publicidad y lo que no y la forma en que la misma se puede distribuir, crear, difundir, pero especialmente, y de manera especial lo relativo al contenido de la misma.

Las principales normativas reguladoras de la publicidad en España son las siguientes:

  • Ley 26/1984 de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.
  • Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.
  • Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia.
  • Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
  • Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual.
  • Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
  • Código de conducta publicitaria de Autocontrol
  • Directiva sobre las prácticas comerciales desleales: Directiva 2005/29/Ce del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de mayo de 2005 relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, que modifica la Directiva 84/450/CEE del Consejo, las Directivas 97/7/CE, 98/27/CE y 2002/65/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y el Reglamento (CE) no 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo
  • Directiva 97/7/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de mayo de 1997, relativa a la protección de los consumidores en materia de contratos a distancia

Medios de publicidad y Marketing

Son medios de publicidad las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, que, de manera habitual y organizada, se dediquen a la difusión de publicidad a través de los soportes o medios de comunicación social cuya titularidad ostenten.

Existen dos tipos de medios:

  • Los que sólo se dedican a la publicidad: publicidad exterior vallas, marquesinas…
  • Los que contienen publicidad más información: Tv, prensa, radio…

Dentro del marketing y la publicidad, y en función del tipo de público objetivo al que se dirija el proveedor que ofrece el servicio, deberá buscar unos canales u otros de publicidad y marketing.

Existen diferentes tipos de medios publicitarios, los tradicionales y los alternativos, variando la efectividad de cada uno de ellos en función del objetivo o producto y servicio a publicitar.

En el caso de los medios tradicionales podemos encontrar:

  • La Televisión: donde tenemos publicidad puramente dicha en los espacios publicitarios y la publicidad o promoción que se puede hacer de nuestros productos en el contexto o interior de las series, programas o concursos televisivos. Incluso los patrocinios culturales que ofrece RTVE para evitar el término publicidad pero recibir ingresos de fuentes privadas para sufragar el coste de los programas y series que emiten. La televisión es el medio más efectivo, puesto que llega a millones de personas con audio y texto y en función de la franja horaria, programa, etc. se puede segmentar el público objetivo, pero también esto implica automáticamente que se convierta en el medio más caro.
  • La radio: aunque en la época en la que nos encontramos la radio ha perdido público, la realidad es que podemos incluir dentro del concepto radio, aunque la realidad es que no es lo mismo, sino un medio sustitutivo, a otros medios que están en pleno auge, como Spotify, donde también se incluye publicidad y su efectividad es elevada.
  • Prensa escrita (periódicos, revistas, magazines, etc.): la publicidad en medios escritos puede llegar a tener gran efectividad, en función de la situación, medio, público objetivo, etc. Una interesante forma de promoción también son los periódicos gratuitos, en los que se puede incluir un folleto o cupón descuento junto con la difusión del mismo, si no se quiere optar por la entrega de muestras de productos, y sí que se alcanzan grandes tasas de conocimiento del producto y marca.
  • Internet: los medios publicitarios en internet tienen muchas variantes o versiones en internet, por lo que se dedicará una sección completa a este medio.
  • Teléfono: el telemarketing es una forma tradicional de publicidad y venta, pero poniéndonos en el lado del consumidor una de las más molestas y que puede provocar una peor sensación en los clientes.

La publicidad en internet

Internet es hoy sin lugar a duda el medio con mayor número de usuarios y con mayor posibilidad de variación, innovación e interés de hoy en día.

La publicidad en internet puede ser de varios tipos:

Existe publicidad como puramente es conocida, es decir, los banners y anuncios integrados en las cabeceras o laterales de las páginas webs, como si de una revista se tratara.

Adicionalmente tenemos la publicidad en las redes sociales, en las cuales pueden existir publicaciones o twits patrocinados, que en lugar de aparecer en tu pantalla por ser seguidos de esa marca o usuario, aparecen por que la propia marca ha pagado para ello. En este caso, junto con la publicación o twit aparece la palabra publicidad o patrocinado, según el medio, indicando que dicha publicación es publicitaria y no escogida personalmente por el usuario.

Pero además de este tipo de publicidad tradicional en internet o de la publicidad en redes sociales, tenemos publicidad que podría considerarse, en cierro modo, también una recomendación o consejo. Se trata de publicidad integrada en artículos o en publicaciones en las redes sociales en las que se habla de un producto o servicio que, normalmente se ha probado antes, y se da su opinión sobre el mismo. Al igual que harías con un amigo o familiar con el que conversas sobre un producto o servicio y le dices que te ha gustado y que no del mismo y, a la postre, si se lo recomiendas o si consideras que va a cubrir los objetivos o necesidades que te ha contado que tiene, pero de manera escrita a través de un artículo o de las redes sociales.

En el caso de las redes sociales, cada vez es más frecuente en los artistas o deportistas profesionales, en los que ya sea dentro de su contrato de patrocinio de las marcas, o de manera independiente, se comprometen a publicar un determinado comentario sobre la marca o producto o una fotografía portado o mostrando dicho producto. ¿No puede Jesús Vázquez salir en televisión anunciando una compañía de telefonía y recomendandola a los espectadores? Pues exactamente lo mismo puede hacerse a través de las redes sociales, con un coste muy inferior y, aunque llegue a menor cantidad de público, si el público objetivo al que se dirige es diferente, la campaña puede ser mucho más exitosa.

Otra manera de aprovechar las ventajas de Internet en lo que a publicitariamente se refiere es gestionar correctamente las comunidades online que siguen o están interesadas en tu marca. Para ello es importante ser constante y publicar periódicamente contenido interesante en las redes sociales corporativas, actualizar el blog así como enviar newsletter y boletines a los suscriptores de manera periódica.

La periodicidad del envío de una newsletter es algo que no siempre es sencillo de decidir, pero si es importante que exista una constancia y unos plazos definidos, puesto que sino más que una newsletter o boletín, los usuarios pensarán que reciben un mail independiente y si este es publicitario exclusivamente perderá eficacia y tú perderás seguidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *